Una vista inmejorable a la gran San Miguel de Tucumán desde el Cerro San Javier

Un lugar turístico perfecto para disfrutar el día junto a la familia y amigos, aprovechando la cercanía y facilidades para llegar, sus comodidades y la vista inmejorable a la ciudad a la Gran San Miguel de Tucumán.


Desde las sierras de San Javier, el turista podrá tener una vista panorámica y perfecta de toda la ciudad de San Miguel de Tucumán, a tan sólo 25 kilómetros de distancia. Esta pequeña campiña serrana de ondulantes lomadas cubiertas de un verde tapiz, cuenta con numerosas residencias de veraneo y encierra uno de los paisajes más hermosos de la provincia para la práctica del turismo.

Para acceder desde la capital provincial, debe dirigirse hacia Yerba Buena, tomar avenida Aconquija y recorrerla hasta llegar a la Rotonda de “El Corte”. Continuar por Ruta Provincial Nº 338 y luego de 12 kilómetros aproximados de ruta montañosa, llegará a la localidad de San Javier. 

Un imperdible, es la monumental estatua del Cristo Bendicente, obra de Juan Carlos Iramain, que con sus 28 metros de altura, se eleva entre los cerros y constituye un sello distintivo de los tucumanos. El Centro de Interpretación ubicado en la base del Cristo cuenta con muestras gráficas de gran calidad en las que se narra la historia del monumento y su creador. También posee una impactante colección de reproducciones a escala de las estatuas similares más célebres de Argentina y el mundo.

San Javier presenta opciones de alojamiento y gastronomía para quienes deciden visitarla además de numerosos puestos en donde el turista podrá adquirir artesanías como recuerdo del lugar.

Es un escenario óptimo para múltiples actividades entre las que se destacan mountain bike, trekking, cabalgatas, tirolesa y paseos en cuatriciclo.